Guías: realización de espirometría (ATS y ERS, 2019). Parte 1

24.07.2020
Wykonywanie spirometrii według standardów American Thoracic Society i European Respiratory Society 2019
Piotr Boros (MD, PhD), Filip Mejza (MD, PhD), Paweł Gomółka (MD)

A partir de: B.L. Graham, I. Steenbruggen, M.R. Miller, I.Z. Barjaktarevic, B.G. Cooper, G.L. Hall, T.S. Hallstrand, D.A. Kaminsky, K. McCarthy, M.C. McCormack, C.E. Oropez, M. Rosenfeld, S. Stanojevic, M.P. Swanney, B.R. Thompson; on behalf of the American Thoracic Society and the European Respiratory Society: Standardization of spirometry 2019 update. An official American Thoracic Society and European Respiratory Society technical statement, American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, 2019, 200: e70-e88

Cómo citar: Boros P., Mejza F., Gomółka P., Wykonywanie spirometrii według standardów American Thoracic Society i European Respiratory Society 2019, Med. Prakt., 2020, 5: 48-55

Siglas y abreviaturas: ATS — American Thoracic Society, BEV (back extrapolated volume) — volumen extrapolado retrógrado, CI — capacidad inspiratoria, CPT — capacidad pulmonar total, CRF — capacidad residual funcional, CRI — capacidad de reserva inspiratoria, CV — capacidad vital, CVF — capacidad vital forzada, CVI — capacidad vital inspiratoria, CVIF — capacidad vital inspiratoria forzada, EPOC — enfermedad pulmonar obstructiva crónica, ERS — European Respiratory Society, FEF — flujo espiratorio forzado, FIF — flujo inspiratorio forzado, PFEM — cúspide del flujo espiratorio máximo, VC — volumen corriente, VEF1 — volumen espiratorio forzado en el primer segundo, VEF6 — volumen espiratorio forzado en 6 segundos, VR — volumen residual, VRE — volumen de reserva espiratoria, VRI — volumen de reserva inspiratoria

Introducción

La espirometría es una prueba funcional básica del sistema respiratorio. La evaluación de la función pulmonar se utiliza en el diagnóstico y monitorización de la mayoría de las enfermedades crónicas del sistema respiratorio. En 2005, la American Thoracic Society (ATS) y la European Respiratory Society (ERS) publicaron estándares para la realización de una espirometría. El progreso técnico, la difusión generalizada de la espirometría y numerosos estudios científicos hicieron necesario actualizar este documento, que se publicó a finales de 2019.1 Más adelante se presenta la información práctica más importante contenida en el mismo.

Preparación del paciente

Al remitir a un paciente para una espirometría, se le deben dar instrucciones tan precisas como sea posible sobre cómo prepararse para la prueba. Desafortunadamente, esto no suele ser así, como lo demuestran los resultados de la encuesta de la European Lung Foundation realizada entre 1760 pacientes: la mayoría manifestó la necesidad de recibir una información más detallada sobre este tema.

Antes de la prueba de espirometría, se debe informar al paciente que debería evitar:
1) fumar tabaco o cigarrillos electrónicos hasta 1 hora antes de la prueba (debido al riesgo de broncoespasmo)
2) tomar estupefacientes (p. ej. alcohol) hasta 8 horas antes de la prueba
3) esfuerzo físico intenso hasta 1 hora antes de la prueba (riesgo de broncoespasmo).

Tampoco debería (lo cual no se menciona en la posición actual de la ATS y la ERS) tomar una comida abundante dentro de las 2 horas previas al estudio. También debe indicarse al paciente que use ropa que no limite los movimientos del pecho y el abdomen. Antes de la prueba, debe comprobarse que el paciente ha seguido todas las recomendaciones anteriores y, en caso de desviación, registrarla en los resultados de la prueba.

Las indicaciones para la interrupción de fármacos inhalados antes de la espirometría dependen del propósito de la prueba. Si se realizan como parte del diagnóstico, el paciente debería abstenerse de tomar fármacos inhalados antes de la prueba (los tiempos de abstinencia se detallan en la tabla 1), porque en tal situación también se suele realizar una prueba broncodilatadora (véase más adelante). Si el objetivo es una prueba de provocación bronquial, entonces los tiempos de interrupción del fármaco se deben aumentar aproximadamente en la mitad (el efecto preventivo del broncoespasmo dura más que el efecto broncodilatador). Sin embargo, si se trata de controlar la enfermedad o evaluar la respuesta al tratamiento, no es necesario descontinuar los fármacos inhalados.

Tabla 1. Tiempo de interrupción de fármacos inhalados antes de la espirometría

Fármaco

Tiempo de interrupción

Agonistas β2 de acción corta (p. ej. salbutamol)

4-6 h

Fármacos anticolinérgicos de acción corta (bromuro de ipratropio)

12 h

Agonistas β2 de acción prolongada (formoterol, salmeterol)

24 h

Agonistas β2 de acción muy prolongada (indacaterol, vilanterol, olodaterol)

36 h

Anticolinérgicos de acción prolongada (tiotropio, umeclidinio, aclidinio, glicopirronio)

36-48 h

Indicaciones para la espirometría

Las indicaciones para la prueba espirométrica son numerosas, por lo que en los estándares se han dividido en varios grupos principales (tabla 2).

Tabla 2. Indicaciones para la espirometría

Diagnóstico

Sospecha de enfermedad del sistema respiratorio (p. ej. basada en síntomas clínicos o resultados anormales en otras exploraciones complementarias)

Valoración del estadio de la enfermedad del sistema respiratorio

Valoración del pronóstico en pacientes con enfermedades del sistema respiratorio diagnosticadas

Pruebas de cribado en personas con mayor riesgo de enfermedad del sistema respiratorio

Valoración del riesgo perioperatorio

Monitorización

Valoración de la respuesta al tratamiento o rehabilitación

Monitorización de la progresión de la enfermedad y sus exacerbaciones

Monitorización de los efectos de la exposición a agentes nocivos, incluidos los yatrogénicos (p. ej. fármacos nocivos para el sistema respiratorio)

Valoración de la discapacidad

Valoración de la función respiratoria para fines legales o de seguros

Otras

Investigación científica (incluida epidemiológica)

Valoración de la capacidad para el trabajo y monitorización de la función pulmonar en profesiones de alto riesgo

Evaluación de la salud antes de emprender una actividad física que suponga un riesgo para el sistema respiratorio (p. ej. buceo)

Contraindicaciones para la espirometría

La espirometría suele ser bien tolerada por los pacientes y rara vez (alrededor de 5/10 000) provoca efectos adversos significativos: lo más habitual son síncopes o desmayos y alteraciones del ritmo cardíaco, que se resuelven espontáneamente y no requieren tratamiento. Sin embargo, se trata de una prueba de esfuerzo, y puede ser agotadora para el paciente. Durante las maniobras (especialmente en la espiración forzada), la presión en el interior del pecho está sujeta a importantes fluctuaciones, lo que afecta, entre otros, al retorno venoso y a la presión arterial. Por tanto, se debe tener cuidado con los pacientes que padecen enfermedades que pueden verse afectadas negativamente por estos efectos fisiológicos. La prueba siempre debe interrumpirse tan pronto como el paciente informe de dolor torácico u otros síntomas preocupantes. El riesgo de efectos adversos para una determinada persona siempre debe considerarse en el contexto de los beneficios potenciales de la espirometría.

En la posición actual de la ATS y la ERS, todas las contraindicaciones para la espirometría se consideraron relativas (tabla 3). Vale la pena señalar que la presencia de aneurismas aórticos ya no es una contraindicación: el cambio se introdujo sobre la base de estudios que evaluaron la seguridad de la espirometría en varios cientos de pacientes con aneurismas aórticos abdominales de 5-13 cm o aneurismas aórticos torácicos de 5-8 cm, en los que no se observaron complicaciones.

Tabla 3. Contraindicaciones para la espirometría

Relacionadas con un aumento de la carga cardíaca o efectos sobre la presión arterial

Infarto de miocardio en la última semana

Hipotensión o hipertensión grave

Alteraciones del ritmo cardíaco clínicamente significativas o sintomáticas

Insuficiencia cardíaca descompensada

Hipertensión pulmonar no controlada

Cor pulmonale agudo

Embolismo pulmonar clínicamente inestable

Antecedentes de síncopes relacionados con la espiración/tos forzada

Relacionadas con el aumento de la presión intracraneal e intraocular

Aneurisma cerebral

Procedimiento neuroquirúrgico en las últimas 4 semanas

Conmoción cerebral reciente con síntomas persistentes

Cirugía oftálmica en la última semana

Relacionadas con un aumento de la presión en los senos paranasales y el oído medio

Cirugía o infección de los senos paranasales u oído medio en la última semana

Relacionadas con un aumento de la presión en el pecho o el abdomen

Neumotórax

Cirugía torácica en las últimas 4 semanas

Cirugía abdominal en las últimas 4 semanas

Embarazo avanzado

Relacionadas con el riesgo de transmisión de infecciones

Enfermedad contagiosa activa o su sospecha (incluida la tuberculosis)

Signos que favorecen la transmisión de la infección (hemoptisis, expectoración de grandes cantidades de secreción, lesiones en la cavidad oral o sangrado de la boca)

La posición actual de la ATS y la ERS también indica que los resultados de la espirometría son peores en pacientes que, por diversas razones, no pueden cooperar de manera óptima durante la prueba.

Más