Reanimación cardiopulmonar: fármacos en la RCP (ERC 2021)

15.10.2021
Resuscytacja krążeniowo-oddechowa – co nowego w wytycznych European Resuscitation Council 2021
Grzegorz Cebula (MD, PhD), Mateusz Popielski (MD)

Técnicas avanzadas de reanimación de personas adultas: fármacos en la RCP

Acceso vascular

1. Si el paciente tiene acceso central, esta es la vía de administración de medicamentos de preferencia. En el resto de casos, se debe usar un acceso periférico o conseguirlo.
2. El acceso intraóseo es una vía de administración de fármacos alternativa al acceso periférico. Está indicado cuando no es posible conseguir un acceso periférico después de 2 intentos ineficaces o si los intentos ineficaces duraron 2 minutos.

Adrenalina

1. En presencia de ritmos no aptos para la desfibrilación, se debe administrar 1 mg de adrenalina lo antes posible.
2. En los ritmos para la desfibrilación, la primera dosis de adrenalina se debe administrar después de la 3.a desfibrilación, y las siguientes durante toda la RCP cada 3-5 minutos.

Importante:

1) La adrenalina en dosis de 1 mg aumenta las probabilidades de supervivencia hasta la hospitalización de los pacientes con PCS y la supervivencia a los 3 meses desde el evento; sin embargo, no aumenta las probabilidades de supervivencia con buen efecto neurológico.5
2) Usar dosis altas de adrenalina o vasopresina (con o sin adrenalina) no aumenta la supervivencia hasta el alta hospitalaria en los casos de PCS, por lo que las guías actuales no recomiendan este manejo.
3) Los ensayos clínicos han demostrado que la influencia de la adrenalina en la supervivencia del paciente es mayor en caso de haber ritmos no aptos para la desfibrilación; en este grupo, administrar adrenalina lo antes posible puede aumentar la supervivencia.6

Amiodarona y lidocaína

1. Se debe administrar un antiarrítmico después de la 3.a desfibrilación ineficaz, y se puede repetir una vez después de la 5.a.
2. Dosificación
   1) amiodarona: 300 mg (1.a dosis), 150 mg (2.a dosis)
   2) lidocaína (si no hay amiodarona disponible): 100 mg (1.a dosis), 50 mg (2.a dosis).

Importante:

no hay pruebas de que cualquiera de los fármacos antiarrítmicos aumente la supervivencia hasta el alta hospitalaria de los pacientes con PCS y un ritmo para la desfibrilación.

Bibliografía:

1. Gräsner J.-T., Herlitz J., Tjelmeland I.B.M y cols., European Resuscitation Council guidelines 2021: epidemiology of cardiac arrest in Europe, Resuscitation, 2021; 161: 61-79
2. Semeraro F., Greif B. Böttiger B.W., y cols., European Resuscitation Council guidelines 2021: systems saving lives, Resuscitation, 2021; 161: 80-97
3. Soar J., Böttiger B.W., Carli P. y cols., European Resuscitation Council guidelines 2021: adult advanced life support, Resuscitation, 2021; 161: 115-161
4. Benger J.R., Kirby K., Black S. y cols., Effect of a strategy of a supraglottic airway device vs tracheal intubation during out-of-hospital cardiac arrest on functional outcome: the AIRWAYS-2 randomized clinical trial, JAMA, 2018; 320: 779-791
5. Nolan J.P., Deakin C.D., Ji C. y cols., Intraosseous versus intravenous administration of adrenaline in patients with out-of-hospital cardiac arrest: a secondary analysis of the PARAMEDIC2 placebo-controlled trial, Intensive Care Med., 2020; 46: 954-962
6. Perkins G.D., Kenna C., Ji C. y cols., The influence of time to adrenaline administration in the Paramedic 2 randomised controlled trial, Intensive Care Med., 2020; 46: 426-436
7. Yeung J., Djarv T., Hsieh M.J. y cols., Spaced learning versus massed learning in resuscitation a systematic review, Resuscitation, 2020; 156: 61-71, doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.

Volver al artículo principal: Guías ERC 2021: novedades en la reanimación cardiopulmonar

Más