Neumonía gripal

Rara en personas previamente sanas. El riesgo aumenta en caso de enfermedades pulmonares crónicas (sobre todo la EPOC), valvulopatías, diabetes mellitus, síndrome nefrótico, tratamiento inmunosupresor, edad avanzada y embarazo.

Diagnóstico: signos clínicos (signos de neumonía + rinitis, mialgias) y desarrollo de la enfermedad en el período de una epidemia de gripe. Radiografía de tórax: infiltrados difusos, bilaterales, simétricos. Eventualmente confirmación mediante cultivo del virus del esputo, secreción bronquial o frotis faríngeo, o métodos inmunológicos.

Tratamiento: sintomático + fármacos antivirales  →cap. 18.1.1.

Más