Trasudado pleural

El trasudado pleural es consecuencia de un aumento de la presión hidrostática en los capilares pleurales (sobre todo parietales), disminución de la presión oncótica de la sangre, y rara vez por paso a través de la cavidad peritoneal.

Causas: insuficiencia cardíaca, cirrosis hepática, estenosis mitral, enfermedades del pericardio, síndrome nefrótico, diálisis peritoneal, tromboembolismo pulmonar (raramente), hipoalbuminemia, hipotiroidismo. El trasudado es transparente, de color amarillo citrino, con baja concentración de proteínas y baja actividad de LDH, generalmente pH >7,35, escasa celularidad, sobre todo linfocitos (diagnóstico diferencial →cap. 28.4).

Tratamiento: limitado al tratamiento de la enfermedad de base.

Más