Hepatitis D aguda

Agente etiológico: VHD, virus defectuoso de ARN (viroide) con el envoltorio externo de HBsAg y que necesita la presencia de VHB para multiplicarse. Probablemente produce un efecto citopático sobre los hepatocitos. Se distingue la coinfección (una infección simultánea por el VHB y por el VHD) y la sobreinfección de un portador de VHB. Se encuentra en todo el mundo (en Chile no se ha demostrado ningún caso de coinfección). El reservorio, la vía de transmisión y los factores de riesgo son idénticos a los descritos en la hepatitis B.

Período de incubación: oscila entre 21-40 días (con un promedio de 35).

Cuadro clínico e historia natural: la infección aguda simultánea por el VHBVHD (coinfección) cursa como la hepatitis B. En la sobreinfección VHD de enfermos con infección crónica por el VHB, el proceso primario se reagudiza hasta desarrollar una hepatitis hiperaguda o fulminante con insuficiencia hepática aguda (sobre todo en portadores crónicos del VHB). Un 70-90 % de los sobreinfectados desarrolla la infección crónica por el VHD.

Diagnóstico: la proteína codificada por el genoma del virus (el antígeno delta, HDAg) está presente en sangre solo en los primeros días de la enfermedad y para detectarla hay que emplear técnicas especiales. La infección simultánea por el VHB y por el VHD se diagnostica por la detección (con el método ELISA) de títulos séricos elevados de los anticuerpos anti-HBc y anti-VHD de la clase IgM. Estos últimos persisten durante ~6 semanas (excepcionalmente 12 semanas) y luego son sustituidos por los anticuerpos de la clase IgG. El HBsAg aparece en títulos bajos o no se consigue detectar (supresión por el VHD, lo que también se refiere con frecuencia a los anticuerpos anti-HBc de la clase IgM). En sobreinfección se encuentran los anticuerpos anti-VHD de la clase IgM, sustituidos luego por los IgG. Durante un cierto tiempo se encuentran simultáneamente. No se detectan los anti-HBc de la clase IgM. Si la infección crónica por el VHD cursa con hepatitis activa, los anticuerpos anti-VHD de la clase IgM persisten en la sangre. En pacientes que se han recuperado de la infección por VHD persisten los anticuerpos de la clase IgG. Diagnóstico diferencial: como en la hepatitis A →cap. 7.1.1.

Tratamiento: no existen guías de tratamiento de la infección aguda por el VHD. En infecciones crónicas está indicado el uso de interferón pegilado α-2a durante 48 semanas. Debe considerarse el uso de análogos nucleósidos en algunos pacientes con replicación activa del VHB y cargas virales >2000 UI/ml. Este tratamiento lleva a la eliminación del VHD en el 25 % de los enfermos.

Prevención: como en la hepatitis B.

Más