Lesiones tiroideas focales: introducción

19.06.2019
Diagnostyka zmian ogniskowych tarczycy i zasady ich kwalifikacji do leczenia operacyjnego
Barbara Jarząb, Ewa Płaczkiewicz-Jankowska

Abreviaturas: PAAF — punción aspirativa con aguja fina

En este artículo se presentan las recomendaciones e información práctica seleccionada respecto al procedimiento diagnóstico y los criterios de tratamiento quirúrgico de las lesiones tiroideas focales. La fuerza de las recomendaciones y la calidad (fiabilidad) de la evidencia que la sustentan se señalan mediante corchetes. Fuerza de recomendación: 1 — fuerte (se recomienda), 2 — débil (se sugiere); calidad de la evidencia: A — alta, I — intermedia, B — baja, MB — muy baja. Por falta de evidencia, la división se acordó por un grupo de 62 expertos polacos mediante votación.

Introducción

Gracias al avance y mayor disponibilidad de ecografía de tiroides, ha aumentado significativamente la frecuencia con la que se detectan lesiones focales tiroideas. A medida que avance el desarrollo tecnológico habrá también cada vez mayores posibilidades de estudiar en profundidad estas lesiones en función de su malignidad. Ya es cosa del pasado considerar el aumento de tamaño de una lesión focal, o solo su tamaño, como el criterio principal del riesgo de su malignidad. La base de los procedimientos de valoración de las lesiones focales tiroideas es la capacidad de una valoración fiable del riesgo de cáncer a base del resultado del estudio ecográfico, que incluye la presencia de signos de alto riesgo, unido a una cuidadosa evaluación clínica, lo que exige controles y seguimiento incluso durante muchos años. Tal actitud permite una selección correcta de aquellas lesiones focales que requieran un diagnóstico citológico complementario, y una clasificación para el tratamiento quirúrgico en aquellos enfermos en los que el riesgo de cáncer sea mayor y los beneficios relacionados con el tratamiento superen al riesgo de sus complicaciones. Debemos ser conscientes de que muchas de las lesiones focales del tiroides que no se detectan mediante palpación como nódulos probablemente nunca se detectarían. Entonces por un lado, puesto que la mayoría de esos nódulos no son malignos, no se debería someter a los pacientes a una repetición gravosa de múltiples biopsias, si no son necesarias o, lo que sería incluso peor, a un tratamiento quirúrgico innecesario. Por otro lado, se debe tener cuidado de no excluir del estudio al pequeño porcentaje de enfermos en los que el riesgo de cáncer de tiroides es más elevado. Las recomendaciones actuales de las asociaciones científicas polacas “Diagnóstico y tratamiento de cáncer de tiroides” de 20181, cuya parte relacionada directamente con los principios del diagnóstico de las lesiones focales del tiroides y su clasificación para el tratamiento quirúrgico se presentan en las partes siguientes del artículo. Forman parte de una guía de orientación del cuidado de los enfermos con lesiones focales de tiroides. Sin embargo, no hay guías que respondan a todas las preguntas con las que un médico puede enfrentarse durante su práctica clínica, de manera que las recomendaciones particulares incluidas en dichas guías no siempre están respaldadas por un grado de evidencia de alta calidad. Por lo tanto, lo más importante sigue siendo un enfoque caso por caso y no abandonar el control cuidadoso también en aquellas situaciones en las que el riesgo de cáncer de tiroides inicialmente calculado parece ser bajo.

Bibliografía:

1. Jarzab B., Dedecjus M., Slowinska-Klencka D. y cols., Guidelines of Polish National Societies diagnostics and treatment of thyroid carcinoma 2018 Update, Endokrynol. Pol., 2018; 69: 34-74.
2. Cibas E.S., Ali S.Z., The 2017 Bethesda System for Reporting Thyroid Cytopathology, Thyroid, 2017, 27: 1341-1346.
3. Cibas E.S., Ali S.Z., The Bethesda System for Reporting Thyroid Cytopathology, Thyroid, 2009, 19: 1159-1165.
4. Wells S.A., Asa S.L., Dralle H. y cols., American Thyroid Association guidelines task force on medullary thyroid carcinoma. Revised American Thyroid Association guidelines for the management of medullary thyroid carcinoma, Thyroid, 2015, 25: 567-610.
5. Haugen B.R., Alexander E.K., Bible K.C. y cols., 2015 American Thyroid Association management guidelines for adult patients with thyroid nodules and differentiated thyroid cancer: the American Thyroid Association guidelines task force on thyroid nodules and differentiated thyroid cancer, Thyroid, 2016, 26: 1-133.