Uso de la ecografía en el diagnóstico del embolismo pulmonar

20.05.2020
Zastosowanie USG w diagnostyce zatorowości płucnej
Grzegorz Jaczewski (MD), Elżbieta Magdalena Grabczak (MD, PhD), prof. Rafał Krenke (MD, PhD)

Cómo citar: Jaczewski G., Grabczak E.M., Krenke R., Praktyka kliniczna – ultrasonografia ukladu oddechowego: zastosowanie USG ukladu oddechowego w diagnostyce zmian naciekowych w plucach, zatorowosci plucnej, raka pluca, sródmiazszowych chorób pluc, ARDS i urazów klatki piersiowej, Med. Prakt., 2019; 1: 66–71

Embolismo pulmonar

La enfermedad tromboembólica venosa es la tercera enfermedad más común del sistema cardiovascular. El embolismo pulmonar constituye una de las principales causas de mortalidad en los países de la Unión Europea. Los datos epidemiológicos indican que más de la mitad de los casos mortales de embolismo pulmonar agudo no se diagnostican durante la vida.10 Esta situación se debe a varias causas: variabilidad del cuadro clínico, falta de síntomas patognomónicos y, a veces, también disponibilidad limitada de las exploraciones complementarias. Por lo tanto, hay que recurrir a cualquier instrumento que pueda facilitar el diagnóstico.
En el curso del embolismo pulmonar se forman áreas de infarto pulmonar, en las que los alvéolos pulmonares se llenan rápidamente de líquido. El infarto lo sufren las zonas más distales (subpleurales) del parénquima pulmonar. Por lo tanto, pueden visualizarse por ecografía. Las alteraciones típicas son múltiples consolidaciones pequeñas (15 mm de diámetro), hipoecogénicas, en forma de cuña (menos frecuentemente redondas), con la base localizada en la pleura, que se mueven en el proceso de respiración (fig. 2).11,12


Fig. 2. Alteración en el embolismo pulmonar: consolidación hipoecogénica en forma de cuña que no muestra flujo en la ecografía Doppler de color y power Doppler.

En la lesión hipoecogénica a veces se puede observar una inclusión hiperecogénica: un eco central. En la periferia de la consolidación se suele observar un un signo de la cola de cometa, lo que corresponde a un edema local. Las lesiones tienden a ubicarse en las partes inferiores y en la superficie posterior de los pulmones. En la mitad de los casos, van acompañadas de una pequeña cantidad de líquido (libre o localizado cerca de las áreas de consolidación). La ecografía Doppler revela ausencia de flujo en el área de la lesión (rara vez se puede visualizar amputación de un vaso). En uno de los estudios, en el que se adoptó el criterio de visualizar dos lesiones típicas o una lesión con líquido, se consiguió una sensibilidad del 74 % y una especificidad del 95 % en el diagnóstico del embolismo pulmonar.11 La ecografía no puede sustituir a la angio-TC de las arterias pulmonares, sin embargo, en la situación de disponibilidad limitada o contraindicaciones para la TC, puede constituir una alternativa eficaz, especialmente en combinación con una ecografía de las venas profundas de las extremidades inferiores y/o con una evaluación ecocardiográfica (para la sobrecarga ventricular derecha o la presencia de coágulos en las cavidades cardíacas y en el tronco pulmonar).12

Bibliografía:


[...]
10. Konstantinides S.V., Torbicki A., Agnelli G. y cols., ESC Guidelines on the diagnosis and management of acute pulmonary embolism, Eur. Heart J., 2014; 35: 3033–3073
11. Mathis G., Blank W., Reißig A. y cols., Thoracic ultrasound for diagnosing pulmonary embolism: A prospective multicenter study of 352 patients, Chest, 2005; 128: 1531–1538
12. Nazerian P., Vanni S., Volpicelli G. y cols., Accuracy of point–of–care multiorgan ultrasonography for the diagnosis of pulmonary embolism, Chest, 2014; 145: 950–957
[...]

Más