Reanimación cardiopulmonar: técnicas avanzadas de reanimación de personas adultas (ERC 2021)

08.10.2021
Resuscytacja krążeniowo-oddechowa – co nowego w wytycznych European Resuscitation Council 2021
Grzegorz Cebula (MD, PhD), Mateusz Popielski (MD)

Técnicas avanzadas de reanimación de personas adultas

En cuanto al algoritmo del SVA, no se ha introducido ningún cambio revolucionario (fig.),3 pero actualmente, en algunos lugares, las medidas que toman los socorristas son algo distintas, lo que se señala en la descripción de cada paso del algoritmo. Se describirá el algoritmo a un nivel básico, sin profundizar en el tratamiento de las causas reversibles del paro cardíaco. El procedimiento presentado se aplica a un paciente no traumático sin sospecha de infección por SARS-CoV-2; en estas situaciones, el procedimiento puede requerir modificaciones pequeñas o importantes. (...)

Diagnóstico del paro cardíaco

1. Comprobar si el paciente está consciente: agitar los hombros, llamarlo.
2. Abrir las vías respiratorias: inclina la cabeza hacia atrás y elevar la mandíbula.
3. Valorar la respiración durante 5-10 segundos con 3 sentidos, es decir, observar si el tórax o el vientre se elevan rítmicamente, intentar escuchar la respiración y sentir en la mejilla el aire espirado.
4. Examinar el pulso en caso de tener la experiencia necesaria. Examinar el pulso en la arteria carótida y simultáneamente valorar la respiración.
5. 2 personas pueden valorar a la vez la respiración y el pulso.

Importante

1) Respiraciones agónicas: se producen en más del 50 % de los casos de PCS, pueden retrasar el inicio de la reanimación; el curso de reanimación debe enseñar la habilidad de reconocer las respiraciones agónicas.
2) Convulsiones: pueden ser un síntoma del paro cardíaco.

Solicitar ayuda

En el ámbito hospitalario, se debe llamar a un equipo especializado nada más observar que el estado del paciente ha empeorado significativamente. Como muy tarde, se debe llamar al equipo hospitalario de reacción urgente/temprana después de observar que el paciente no respira y no tiene pulso. El procedimiento es similar fuera del hospital, solo que entonces se debe contactar con los servicios de emergencia.

Reanimación cardiopulmonar

1. Después de diagnosticar el paro cardíaco, se debe iniciar cuanto antes una RCP y conseguir los dispositivos necesarios.
2. Compresión de tórax: sin cambios importantes en la técnica. Hay que colocar las manos en el centro del tórax y presionar a una profundidad de 5-6 cm con una frecuencia de 100-120/min. La relación óptima entre el tiempo de compresión y el tiempo de relajación debe ser de 1:1.

Importante

1) Es fundamental proporcionar compresiones de tórax de buena calidad, limitando al mínimo las pausas en el procedimiento.
2) Si la RCP la llevan a cabo personas con menos experiencia en la compresión de tórax, se debe considerar el uso de dispositivos que informen sobre la calidad de la RCP, integrados en un desfibrilador (p. ej. el CPR Dashboard de los desfibriladores Zoll) o utilizados por separado (p. ej. TrueCPR, CPRmeter).
3) Reanimación asincrónica: después de asegurar la permeabilidad de las vías respiratorias mediante un tubo endotraqueal o un dispositivo supraglótico, se puede intentar llevar a cabo una reanimación asincrónica, que consiste en presionar el tórax sin pausas para ventilar y realizar una ventilación cada 6 segundos. Esta técnica de reanimación se debe aplicar casi siempre que se intube la tráquea y en caso de usar dispositivos supraglóticos para abrir las vías respiratorias, si es posible ventilar de forma eficaz durante la reanimación asincrónica. En este segundo caso, a veces se producen fugas entre el dispositivo y la zona a la que este se adhiere en las vías respiratorias, por lo que sigue siendo necesario realizar compresiones y ventilaciones en una proporción de 30:2.

Página 1 de 2
Más