Los 3 avances recientes más importantes en el tratamiento del embolismo pulmonar

07.10.2021
The 3 most important recent advances in treating pulmonary embolism
Prof. Adam Torbicki (MD, PhD)

El Dr. Adam Torbicki es profesor de medicina en el Centro de Educación Médica de Posgrado en Varsovia, Polonia, exvicepresidente de la European Society of Cardiology y coautor de las guías europeas de hipertensión pulmonar.

Si tuviera que mencionar los 3 avances recientes más relevantes para la práctica diaria en embolismo pulmonar, ¿cuáles serían?

Prof. Adam Torbicki (MD, PhD): Los 3 avances recientes más relevantes para la práctica diaria en embolismo pulmonar... Empezaría por la historia de la COVID-19, que nos ha golpeado con tanta fuerza en el último año o incluso más ya. Lo que es muy relevante es que sabemos que se puede desarrollar embolismo pulmonar en el curso de la COVID-19, y que tenemos que proteger a nuestros pacientes de esto. Cuanto más grave sea la COVID-19, probablemente más agresiva debería ser la prevención. Esto es especialmente cierto en los pacientes que ingresan en la unidad de cuidados intensivos y requieren ventilación mecánica. Pero también pasa al revés: si tenemos embolismo pulmonar diagnosticado y confirmado, tenemos que mirar si no hay COVID-19 y si el virus no está causando el embolismo pulmonar sin ser clínicamente evidente. Por lo tanto, esta alianza es muy peligrosa, pero nuestra arma es que somos conscientes de que existe.

Luego tenemos algo incluso más difícil y muy relevante para la práctica... Quizás no para la práctica diaria, pero esto le puede pasar a cualquiera. Me refiero a las complicaciones que se producen después de las vacunas, que son similares a la trombocitopenia inducida por heparina. Aquí no tenemos tan claro qué hacer, cómo manejar a estos pacientes. Aunque ocurre con muy poca frecuencia, tenemos que mantenernos al corriente de toda la nueva información que salga, ya que cada día se publican nuevos datos y recomendaciones. Esta es una de las recomendaciones por la que espero con mucha, mucha ansia, para saber qué hacer exactamente en esas circunstancias. Os recuerdo que en esas situaciones tenemos un problema tromboembólico grave, pero también niveles plaquetarios bajísimos, así que la dificultad es enorme.

Lo segundo, que también podría ayudar en estas situaciones y que en mi opinión es crucial para la práctica diaria en embolismo pulmonar de todo el mundo, es la aparición de los equipos de respuesta al embolismo pulmonar (PERT por sus siglas en inglés). Estos equipos están aumentando sus capacidades y experiencia en muchos hospitales multidisciplinarios. Incluyen a especialistas de distintos campos de la medicina, no solo cardiólogos, neumólogos, a veces también intervencionistas y cirujanos cardíacos, sino también neurólogos, oncólogos, hematólogos y radiólogos. Pueden ofrecer asesoramiento o incluso ayudar a ingresar a pacientes complejos. Por lo tanto, los PERT son de gran ayuda. Puedes llamar a un número y que te aconsejen. Puedes intentar pedirles ayuda e incluso derivar a un paciente de tu hospital o tu centro de salud a un PERT, con la esperanza de que reciba el tratamiento óptimo.

El tercer avance muy importante es que ahora hay un mensaje muy claro, acompañado por recomendaciones —que se pueden encontrar en las últimas guías de la European Society of Cardiology (ESC) y en un documento de posición especial publicado por la European Respiratory Society (ERS)—, sobre qué hacer con los supervivientes de un embolismo pulmonar agudo después de que reciban el alta. Se necesita saber qué hacer después de 3 meses para no pasar por alto una posible hipertensión pulmonar tromboembólica crónica, quizás rastrear indicios de cáncer oculto y tomar decisiones sobre la duración y la extensión de la anticoagulación después de los 3 primeros meses obligatorios.

Estas serían las 3 cosas más importantes que me gustaría subrayar: COVID-19 y embolismo pulmonar, los PERT y qué hacer después de un embolismo pulmonar.

Más