Amputación traumática

Causas y consecuencias

Por lo general es causada por accidentes de trabajo con máquinas cortantes, falta del debido cuidado y de medidas de seguridad adecuadas. La amputación conlleva un peligro inmediato de una hemorragia profusa conducente a la hipovolemia, mientras que sus consecuencias a largo plazo son distintos grados de discapacidad. La cirugía moderna en numerosos casos permite reimplantar el fragmento cercenado y en un grado importante devolver sus funciones. El enfriamiento de la parte cercenada de una extremidad alarga la vitalidad de los tejidos, permitiendo su reimplantación.

Primeros auxilios

1. En caso de traumatismo múltiple recordar que salvar la vida (evaluación según el esquema ABCD →cap. 24.1, permeabilización de las vías respiratorias →cap. 2.1, resucitación cardiopulmonar →cap. 2.1, control de hemorragias →cap. 24.4, tratamiento del shockcap. 2.2) es más importante que salvar la parte cercenada del cuerpo. Se puede reducir la hemorragia temporalmente al comprimir la arteria femoral o braquial con la mano.

2. Solicitar ayuda (SAMU, 131) e informar sobre la posibilidad de reimplantación. Si la distancia al centro que tiene posibilidades de realizar la reimplantación es grande → utilizar el servicio de ambulancia aérea.

3. Bloquear la hemorragia rellenando el muñón con gasa estéril y posteriormente envolver fuertemente con una venda (de preferencia elástica) desde la parte distal en sentido proximal.

4. Si la herida está muy sucia → lavarla con NaCl al 0,9 % y como último recurso con agua potable. No utilizar agua oxigenada ni soluciones desinfectantes. Si la magnitud de la hemorragia obliga a usar un torniquete (táctico) → retirarlo inmediatamente después de colocar el apósito arriba descrito y valorar si el sangrado persiste.

5. Asegurar el fragmento cercenado de la extremidad (p. ej. mano, pie, dedo), colocándolo en un recipiente limpio y estanco (p. ej. bolsa de plástico). Procurar colocar el recipiente cuanto antes en agua con hielo para enfriar la parte amputada del miembro.

6. A la espera de la llegada de ayuda realizar la anamnesis según el esquema SAMPLE →cap. 24.1. Anotar los datos y el tiempo del suceso.

Actuación en ambulancia y en hospital

1. Mantener la función de los órganos vitales.

2. Cuidar el enfriamiento de la parte cercenada de la extremidad →más arriba.

3. Indicaciones para la reimplantación:

1) generalmente aceptadas: amputación de algunos dedos, del pulgar, de la mano a nivel del metacarpo o muñeca, amputación en niños

2) discutibles: pérdida de un dedo (a excepción del pulgar) o amputación con desgarro de piel.

Contraindicaciones: pérdida de miembros superiores por encima de la mitad del brazo si la isquemia dura >6 h; lesiones concomitantes potencialmente mortales, aplastamientos graves, contaminaciones, enfermedades sistémicas graves.