ESC 2020: tratamiento antiagregante tras TAVI

14.12.2020
ESC 2020: leczenie przeciwpłytkowe po TAVI

Clopidogrel en pacientes tras implante de la válvula aórtica a través de catéter. Resultados del estudio POPular TAVI presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología de 2020.

Tras el implante de la válvula aórtica a través de catéter (TAVI), las complicaciones isquémicas y hemorrágicas son relativamente frecuentes y se asocian con un aumento de la mortalidad. Se estima que las hemorragias graves que suponen un riesgo vital afectan al 3‑15 % de los pacientes, y los ACV al 1-8 %. Su incidencia está determinada en gran medida por la elección de la estrategia y la duración del tratamiento antiagregante. Actualmente, no existen recomendaciones específicas para la terapia anticoagulante después del TAVI, y los pacientes son tratados en base a los datos y la experiencia de las cohortes que se someten a una intervención coronaria percutánea. Para determinar la estrategia óptima de tratamiento, el estudio POPular TAVI evaluó los efectos de añadir clopidogrel al ácido acetilsalicílico (AAS) o al tratamiento anticoagulante oral (OAC). Los pacientes del estudio se dividieron en dos grupos, el primero evaluó AAS solo en comparación con AAS más clopidogrel en pacientes sin indicación para OAC. En el segundo grupo se evaluaron los OAC solos en comparación con OAC más clopidogrel en pacientes con indicación para OAC.

Durante el congreso de este año de la Sociedad Europea de Cardiología, se presentaron los resultados del primer grupo (cohorte A), que incluye a 665 pacientes sin indicaciones para OAC o terapia antiplaquetaria doble. Los criterios de valoración equivalentes fueron todos los sangrados (quirúrgicos y posoperatorios) y los sangrados posoperatorios. El uso de AAS solo (n = 343) se asoció con una frecuencia de sangrado significativamente menor en comparación con AAS más clopidogrel (terapia compleja, n = 347) tras un año, y cualquier episodio de sangrado ocurrió en el 15,1 % de los pacientes que recibieron AAS solo y en el 26,6 % de los pacientes que recibieron AAS y clopidogrel (razón de riesgo [RR] 0,57; intervalo de confianza [IC] 95 %: 0,42-0,77; p = 0,001). El sangrado posoperatorio apareció en el 15,1 % de los pacientes que recibieron AAS y el 24,9 % de los pacientes que recibieron AAS + clopidogrel (RR 0,61; IC 95 %: 0,44-0,83; p = 0,005).

El criterio de valoración complejo secundario del estudio incluyó episodios hemorrágicos y eventos tromboembólicos. El uso de AAS fue más favorable que la terapia combinada (23,0 % vs. 31,1 %; diferencia –8 %; IC del 95 % para noninferiority –14,9 a –1,5; p <0,001; RR 0,74; IC 95 % para una superioridad de 0,57 a 0,95; p = 0,04). La aparición de un criterio de valoración secundario (consistente en mortalidad por causas cardiovasculares, ACV isquémico o infarto de miocardio) fue similar en ambos grupos, y el tratamiento solo con AAS no fue peor que el de la terapia compleja (9,7 % de eventos en pacientes tratados solo con AAS en comparación con el 9,9 % de pacientes que recibieron terapia compleja, diferencia –0,2 %; p = 0,004).

En resumen, los autores indican que el uso de AAS solo en comparación con AAS más clopidogrel reduce significativamente la frecuencia de sangrado, con una reducción absoluta de más del 10 %. Al mismo tiempo, el AAS solo no aumenta la frecuencia de eventos tromboembólicos en comparación con el AAS más clopidogrel.

Elaborado por Marcin Waligóra (MD) a partir de: Brouwer J., presentación: Aspirin With or Without Clopidogrel after Transcatheter Valve Implantation (cohort A). POPULAR TAVI trial.

Más