Alteraciones del metabolismo hidroelectrolítico

Leyes básicas que rigen el metabolismo hidroelectrolítico

1. Ley de la electroneutralidad de los líquidos corporales: en todos los compartimentos acuosos los líquidos corporales son eléctricamente neutros, es decir en cada líquido corporal la suma de las concentraciones de aniones (cargas negativas) es igual a la suma de concentraciones de cationes (cargas positivas). En el líquido extracelular el catión principal es Na+, y los aniones principales son Cl y HCO3. Sin embargo, en el líquido intracelular el catión principal es el K+, y los aniones son las proteínas aniónicas y fosfatos.

2. Ley de isoosmolalidad de líquidos corporales: la presión osmótica de los líquidos corporales es igual en todos los compartimentos acuosos. El aumento o disminución de la cantidad de osmolitos efectivos (sustancias osmóticamente activas que no pasan fácilmente a través de las membranas celulares) en un compartimento produce el paso adecuado de agua entre los compartimentos, restableciendo nuevamente el equilibrio de las presiones osmóticas. Los osmolitos endógenos principales son Na+, K+, Cl y la glucosa. La molalidad efectiva de los líquidos corporales se denomina tonicidad. Los líquidos con osmolalidad efectiva menor que la fisiológica se denominan hipotónicos y los con mayor osmolalidad, hipertónicos. La osmolalidad normal de los líquidos corporales es de 280-295 mmol/kg H2O. Es posible calcular aproximadamente la osmolalidad plasmática conociendo la concentración de sodio, glucosa y urea (en mmol/l), según la fórmula:

2 × [Na+] + [glucosa] + [urea]

La brecha osmótica es la diferencia entre la osmolalidad plasmática determinada y la osmolalidad calculada según la fórmula anterior. En condiciones fisiológicas no supera 10. Una brecha osmótica >15 indica una cantidad inadecuada en plasma de sustancias que son osmolitos, como etanol, metanol, isopropanol, etilenglicol, propilenglicol, acetona.

3. Ley de isoionía: el organismo tiende a mantener la concentración fija de iones (isoionía), sobre todo de iones de hidrógeno (isohidria). La concentración normal de hidrogeniones en el líquido extracelular es de 35-45 nmol/l (pH 7,35-7,45).